Visite nuestro sito
www.arrigoni.it
El remedio contra los
efectos dañinos del
viento está al alcance
de su mano!


La acción del viento sobre los cultivos

El efecto del viento sobre las plantas está en relación con su intensidad y duración: si es moderado resulta favorable para los cultivos porque transporta polen, activa la regular transpiración y ejercita un efecto favorable sobre el microclima del huerto.
Vientos impetuosos pueden, en cambio, ocasionar más daños que beneficios, con la consecuencia de que tienen que ser controlados para minimizar sus efectos.
Los cultivos expuestos a fuertes vientos sufren de diferentes modos.
Ante todo, las semillas depositadas en la superficie o a poca profundidad pueden ser desplazadas junto al terreno, causando retrasos en el crecimiento o incluso hasta deber volver a sembrar de nuevo.
La violencia de los vientos, además, puede provocar lesiones y crear estrés mecánico en las plantas, como rotura de ramas y flores o laceración de hojas.
Efectos negativos que no hay que descuidar pueden también tener relación
con la floración y la polinización de las plantas, perjudicando el crecimiento
y la calidad de los frutos, que deberán tirarse o destinarse a mercados
menos beneficiosos, como el de las conservas de alimentos.
Por último, los vientos aumentan la necesidad hídrica de la planta,
determinando la reducción de la reserva de agua disponible y
la correspondiente aridez del terreno.
Todo ello, por no hablar del daño moral y económico
que el agricultor padece inevitablemente en el
caso de pérdida total de la cosecha, debido
a una caída precoz de los frutos.

 
 
ARRIGONI S.p.A.
Via Monte Prato, 3 - 22029 Uggiate Trevano (CO) - Italy
Teléfono: +39 031 803 200 - Fax: +39 031 803 206 - Email: info@arrigoni.it


© Copyright Arrigoni S.p.A. 2010 - Partita IVA 00815630132